Viejas Leyes

Muchos países siguen teniendo leyes y políticas que impiden el acceso a los servicios del VIH y penalizan a los que son más vulnerables al VIH.

Entre estas leyes figuran las que penalizan a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, los transexuales y las lesbianas; las que penalizan a los profesionales del sexo y las personas que consumen drogas, y las que penalizan las medidas de reducción del daño y la terapia de sustitución que necesitan estas últimas personas.

Alrededor de 84 países han comunicado que disponen de leyes y políticas que son un obstáculo a la prevención, tratamiento, atención y apoyo eficaces del VIH para las poblaciones vulnerables.

Hablando desde Ciudad del Cabo (Sudáfrica), el Director Ejecutivo de la Campaña Mundial contra el Sida, Marcel van Soest, manifestó: “La epidemia no ha desaparecido. Decenas de millones de personas continúan estando afectadas, y los colectivos que lo están más, los pobres y los marginados de la sociedad, por lo general no tienen ni voz ni voto a la hora de tomar decisiones y promulgar leyes importantes. Hay que reforzar su derecho fundamental a la atención de salud básica y a una vida sin miedo al estigma y la discriminación”.

Los gobiernos siguen promulgando y haciendo cumplir leyes muy exhaustivas que penalizan la transmisión del VIH y están en contradicción directa con sus compromisos de “promover un entorno social y jurídico que apoye la revelación segura y voluntaria del estado del VIH”.

Aproximadamente 59 países siguen teniendo leyes que limitan la entrada, estancia y residencia de las personas que viven con el VIH basándose únicamente en su estado seropositivo del VIH, y que las discriminan en su libertad de movimiento y derecho al trabajo.

Al mismo tiempo, las leyes y reglamentos que protegen de la discriminación a las personas que viven con el VIH y de las desigualdades de género y la violencia sexual a las mujeres, no se aplican o cumplen con rigor.

La presidenta de la organización, Allyson Leacock, ha añadido que “el tema de los derechos humanos nos concierne a todos, a nuestras comunidades, a las personas como usted y como yo, y al compromiso de nuestros gobiernos de honrar y respetar la dignidad de las personas vulnerables y de las que ya están viviendo con el VIH”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s